Bien casado. Mal casada.

Escrito el 6 mayo, 2017
Por: Sexnambula
Compartir

El matrimonio y como influye en ambos sexos.

Seguro que habéis escuchado muchas veces que al casado, el matrimonio le alarga la vida. Y que a la casada, por su parte se la acorta. O al menos se la jode, un poquitin más que al casado.

Hay estudios que aseguran que las solteras, disfrutan de una mejor calidad de vida.

Bien casado. Mal casada.0.0

La maldición de la lotería

Otro gran mito. El matrimonio como factor de felicidad. Aunque parece ser cierto que existe un periodo de alegría sostenido ( incluso de euforia) en el periodo que va desde unos meses antes a unos después de la boda, también lo es que en la mayoria de los casos es igual de transitorio que el amor de un tronista de “Mujeres, hombres y viceversa”. Es más, durante bastante menos que la supuesta “ maldición de la lotería”, según la cual, te toque lo que te toque, transcurridos pocos años vuelves a estar exactamente en el punto anímico de partida.

Igualmente basada en el “síndrome del nene con zapatos nuevos”, la mujer, que dicen, es más pesada e insistente en referencia al hecho de “ ir a la zapatería” (o a la iglesia, o al juzgado). Curiosamente, o no, quiere ser la primera en salir.

Según todos los indicios, y según las pruebas, las mujeres se cansan antes del matrimonio. Objetivo es el número. El 70% de los divorcios son iniciados por ellas. Además, repiten menos. Después del primer casamiento, o al quedar viudas, son más reticentes a casarse en segundas ( o terceras nupcias).

Mientras tanto, los hombres, son mas dados a afincarse en una especie de “spa” emocional. Si no están muy mal, están bien. El vivir en pareja, en general “confortabiliza su existencia”. Siempre hablando bajo el punto de vista tradicional. Del reparto de roles hombre-mujer. Esto es debido a que, mientras la mujer adopta la “ aptitud multitarea” como medio habitual de distribuir su vida, el marido se ha dedicado a entregarse al trabajo y a desarrollar sus hobbies fuera del hogar.

Registrarse