Fotos. Muchas fotos.

Escrito el 10 septiembre, 2017
Por: Sexnambula

Share This:

Tinder. La era de los castings a dedo

Durante unos días, unas semanas o incluso meses, el Tinder te acerca un poquito más a Dios. Al menos a alguno de esos para los que follar no es pecado. Porque la chorvo agenda, digan lo que digan, no era un arma al alcance de todos. Tinder si lo es. Y la sensación de ponerte en el mercado desde el minuto uno también. Que luego acabe cual rosario de la Aurora Linda Boreal, ya es otro cantar.

la seleccion de las especies a dedo 00

 

“te vendrán con el rollo de que no es lo mismo calidad que cantidad, que el amor de tu vida llegará si tiene que hacerlo y que lo de Tinder, en el fondo, va más forzado que las bragas de Kim Kardashian. Y si, tendrán razón. Mucha premeditación, poco flow.”

El que es torpe en la vida también lo es on-line , pero, mientras tanto Tinder, tal vez no facilite el amor, pero si multiplica la cantidad de citas. Y digan lo que digan, en rio lleno, se pesca más.
Luego te vendrán con el rollo de que no es lo mismo calidad que cantidad, que el amor de tu vida llegará si tiene que hacerlo y que lo de Tinder, en el fondo, va más forzado que las bragas de Kim Kardashian. Y si, tendrán razón. Mucha premeditación, poco flow.
Ahora se lo dices a todos aquellos que han tenido que esperar a los 2.000 para conseguir una cita sin morir en el proceso. Será un catalogo de “seres” y un “casting” para vagos…pero solo por todos aquellos que nos hemos sentido alguna vez como una estrella de rock al que se le olvida el nombre de su cita ( por exceso de ellas) ; por lo que nos hemos sentido deseados por varios entes a la vez ( por muy virtual y errónea que la sensación fuera); por todos aquellos que se han dado el gusto de regodearse rechazando a alguien, cuando ellos siempre fueron los rechazados ( por chunga que sea la sensación que proviene y estúpido disfrutar de forma retroactiva con alguien que no tiene la culpa de tus problemillas con el pasado).
Por todos ellos y todos los que vengan…¡que vivan los castings de fotos, lo “likes”, los “nop,” los “super likes” y la frustración enorme que nos jode a todos!
Nos lo merecemos, aunque no lo queramos saber.

Registrarse