Tinder.La selección de las especies a dedo

Escrito el 31 agosto, 2017
Por: Sexnambula

Share This:

Hoy tengo ganas de ti…….nder.

Después de lo duro que históricamente nos ha resultado a los humanos de la plebe arrejuntarnos por selección natural, ahora es tan fácil hacer la selección, tan fácil, que se hace con un dedito.
Sí, me refiero ese dedito que utilizamos para pasar las foticos del Tinder. Ese dedico que te confiere un poder virtual, difuso y confuso, pero que te hace sentir tan bien, aunque sea a momenticos.

 

la seleccion de las especies a dedo 01

“No es tan fácil. Y a veces, ante la vorágine, la sobre-oferta, ves pasar por delante de tus narices a uno que prometía…pero tu dedito loco ya lo ha descartado. Ese dedo ansioso, que es más rápido que tu subconsciente”

Ese que te da la sensación de que estas eligiendo. Que te sitúa por un nano-ratico en la posición de Dios del Olimpo, como si fueras un semi- dios fruto de los amores de Thor y la Pataki.
O bueno, en una versión patria y más “Torrentesca”, en uno de esos empresarios que elegían churri de compañía en aquellos books de presentadoras buenorras que supuestamente se intercambiaban en despachos de productoras y garitos nocturnos de eso que frecuentan señores de polo y mocasín.
Además de ser una sensación tan sumamente democrática. El que está al otro lado siente exactamente lo mismo que tu. Ahí, a lo loco, haciendo un casting, con ese dedo frenético sobrevolando las fotos: no, demasiado viejo, no, demasiado joven, no, foto de abdominales, no, foto de moto, no, foto delante del coche, peor, selfi de morritos. Y: diez años más de los que dice, no….demasiado joven, demasiado guapo. Noooo….mi cuñado no…por Dios!
Pues no. No es tan fácil. Y a veces, ante la vorágine, la sobre-oferta, ves pasar por delante de tus narices a uno que prometía…pero tu dedito loco ya lo ha descartado. Ese dedo ansioso, que es más rápido que tu subconsciente.

Registrarse